Gran Vía

Madrid

Gracias a la selección de especies conseguimos tumbar el mito de que en la capital es imposible disfrutar de terrazas ajardinadas. Las plantas elegidas son, la mayoría, de carácter mediterráneo y todas están adaptadas al clima de Madrid. Para un mayor disfrute del espacio, quisimos replicar las estancias de la casa en el exterior y lo dividimos con varios cuerpos de celosías.
En este proyecto, realizado en colaboración con el estudio de decoración de Amaro Sánchez de Moya, nos encargamos del diseño a medida de las jardineras, celosías, y macetas. También de la ejecución completa y del mantenimiento.